Apuesta simple y apuesta combinada

El tipo de apuesta más básica es lo que se conoce como apuesta simple. En esencia se trata de apostar solo por una de las diferentes opciones que encontramos en un evento deportivo. Si unimos varias apuestas simples dentro de una misma apuesta esto se conoce como apuesta combinada. Dominar este concepto es básico, ya que todas las apuestas que realicemos en un futuro serán o bien simples o bien combinadas.

¿Cómo ganar con una apuesta simple o combinada?

Para ganar con una apuesta simple es necesario tener conocimientos del deporte en cuestión por el que se desea apostar. También es recomendable un estudio previo del evento y resultado que pretendamos elegir. Por ejemplo, si queremos apostar por la victoria de un equipo en una partido de fútbol, es conveniente conocer la racha de victorias que trae el equipo por el que queremos apostar, o los resultados del equipo por el que queremos apostar en contra. Para ganar una apuesta combinada debemos realizar la misma operación con todas las apuestas simples que la compongan. De nada sirve si minimizamos el riesgo en una apuesta, pero lo aumentamos en otra, ya que de no ganar ambas apuestas perderemos todo el dinero que hayamos puesto en juego.

Bonos Apuesta RESEÑA

Funcionamiento de la apuesta simple y la apuesta combinada

En la apuesta simple basta con acertar el resultado de la apuesta en cuestión para ganar. Esta apuesta puede ser más o menos compleja en relación a lo que estemos dispuestos a arriesgarnos. Por ejemplo no es lo mismo apostar por la victoria de un equipo concreto, que tratar de averiguar el resultado exacto de un partido. Como siempre, a más riesgo cuotas más altas. Respecto a las apuestas combinadas, estas se componen de 2 o más apuestas simples. Cuantas más apuestas simples introduzcamos en nuestra combinada, mayor será la cuota.